Barcelona urge al Govern a cumplir “inmediatamente” con el convenio de los 1.700 pisos públicos

Barcelona urge al Govern a cumplir “inmediatamente” con el convenio de los 1.700 pisos públicos

Una crisis de vivienda insólita, dos administraciones que se arremangan y se ponen de acuerdo para construir pisos públicos, y lo más importante: hay dinero para hacerlo. Así fue como el verano pasado el Ayuntamiento de Barcelona ofreció a la Generalitat 27 solares para construir 1.700 pisos públicos de alquiler. Un acuerdo que se materializó en un convenio firmado en enero. Un tocho de 463 páginas (documentación urbanística incluida) que detalla quién hace y paga qué, en qué plazos y cómo compensa al otro si no lo hace. En resumen, la ciudad cede los suelos, el Incasòl construye con el dinero que generan las fianzas depositadas por los inquilinos en Cataluña, y la gestión corresponderá al Consorcio de Vivienda (60% Generalitat, 40% Ayuntamiento).

Seguir leyendo