Bellingham busca la primera Eurocopa de Inglaterra tras 58 años de sequía

Bellingham busca la primera Eurocopa de Inglaterra tras 58 años de sequía

Inglaterra es la única candidata a todo en la Eurocopa que no sabe lo que es ganar el torneo. La derrota en Wembley ante Islandia en el último amistoso de preparación ha sido el último toque de atención para un equipo que sigue estando entre los favoritos. Cayeron en cuartos en el Mundial de Qatar ante Francia; cayeron en la final de la última Eurocopa en los penaltis ante Italia, pero nadie aparta a Inglaterra del listado de candidatos.

Alcanzó el torneo como líder en su grupo de clasificación por delante de Italia, Ucrania, Macedonia y Malta. Y luego, con la convocatoria para la Eurocopa, comenzaron los problemas para Gareth Southgate. El seleccionador dejó fuera a Jack Grealish y Jadon Sancho, pero las dos ausencias no rebajan el nivel de los «pross». En el frente del ataque el referente indiscutible es Harry Kane. Al delantero del Bayern Múnich le siguen siendo esquivos los títulos, pero a nivel individual selló una temporada con 44 goles y 12 asistencias. Fue el máximo goleador de la Bundesliga y de la Champions. Brilló individualmente, pero fracasó en lo colectivo.

Southgate tiene de todo. Bukayo Saka, con 22 años, es inamovible en la banda izquierda con sus 20 goles y 14 asistencias la pasada temporada. Por la derecha el nombre propio es Phil Foden, el mejor jugador de la Premier y autor de 27 goles y 12 asistencias en este curso.

 

Pero la gran referencia, el líder en el medio campo, es Jude Bellingham. El jugador del Real Madrid, que cumplirá 21 años en plena competición, ya sabe qué es disputar este torneo. Debutó hace tres años con la Inglaterra subcampeona ante Croacia. Y dependerá de Southgate saber sacarle todo el provecho como ha hecho Ancelotti. «Lo asombroso de Bellingham es que tiene 20 años y parece que tiene 30 años. Todo el tiempo sabe lo que tiene que hacer en el partido. Y luego está toda la calidad del mundo, la fuerza física, la habilidad… Obviamente sorprende, pero es por su edad», dice Carlo. En Inglaterra todos están entregados a Jude. «Él es a quien quieres que tu hija traiga a casa», asegura Rio Ferdinand.

Su selección le echó de menos en los partidos amistosos, pero en su llegada a la concentración ha cambiado el ánimo del grupo. Se vestirá con el «10», lo que podría ser un guiño de Southgate para su ubicación en la cancha. Campeón de la Supercopa, campeón de Liga siendo un elemento decisivo, campeón de la Champions… 23 goles, 13 asistencias y en Inglaterra es el principal argumento al que se agarran para lograr su cuarto título con la selección absoluta después del Mundial de hace 58 años y los oros olímpicos de hace más de un siglo.

Los contrincantes del Grupo C

El primer test para los ingleses será Serbia. Los balcánicos vuelven a la Eurocopa por primera vez después de la desintegración de Yugoslavia. Su seleccionador, Dragan Stojkovic, jugó con la República Federal de Yugoslavia hace 24 años y era el capitán de aquella selección entrenada por Vujadin Boskov. «¡Alégrate, Serbia! Es un gran día para el fútbol de nuestro país. Después de tantos años tendremos a nuestro equipo en la Eurocopa», fue la reflexión de Stojkovic después de lograr la clasificación por detrás de Hungría y por delante de Montenegro. El equipo reposa en el talento individual de jugadores como Aleksandar Mitrovic, 28 goles con el Al-Hilal; Dusan Vlahovic, de la Juventus; Dusan Tadic, del Fenerbahce, o Luka Jovic, delantero del Milan. El reto para los serbios es mejorar el papel que realizaron en el Mundial de Qatar. Fueron últimos de grupo (con Brasil, Suiza y Camerún) y apenas sumaron un punto. Entre los convocados hay representación de la Liga española: el portero Predrag Rajkovic (Mallorca), y los centrocampistas Gudelj (Sevilla) y Maksimovic (Getafe).

Dinamarca sueña con una competición como la de hace tres años donde sólo les frenaron los anfitriones, Inglaterra, en semifinales. El equipo se sobrepuso al infarto sufrido por Christian Eriksen en el campo y se coló entre los cuatro mejores. Es la única selección nórdica del campeonato y las victorias en los amistosos ante Suecia y Noruega han alimentado unas expectativas modestas.

Eslovenia no compite en una Eurocopa desde hace 24 años cuando coincidió con Serbia y persigue la primera victoria de su historia en el torneo. En 2000 cayó ante España y empató con Yugoslavia y Noruega. El equipo liderado por Jan Oblak presume de «mentalidad ganadora y competitiva», según su seleccionador Matjaz Kek. El técnico ya dirigió a los eslovenos en el Mundial de Suráfrica y es el equipo más débil del grupo.