EE UU y Alemania frustran un complot ruso para atentar contra el CEO de una armamentística vital para Ucrania, según la CNN

EE UU y Alemania frustran un complot ruso para atentar contra el CEO de una armamentística vital para Ucrania, según la CNN

Los servicios de inteligencia de Estados Unidos descubrieron a principios de este año que el Kremlin planeaba atentar contra la vida de Armin Papperger, el director general de Rheinmetall, la armamentística alemana con sede en Düsseldorf que produce y suministra proyectiles de artillería y vehículos militares para el Ejército ucraniano. Según ha adelantado este jueves la CNN, el complot formaba parte de un plan a gran escala de Moscú para asesinar los ejecutivos de la industria de defensa europea que están impulsando el esfuerzo bélico de Ucrania.

La inteligencia estadounidense informó a Berlín nada más conocer los planes, razón por la cual los servicios de seguridad alemanes pudieron proteger a Papperger y frustrar el atentado. «Estamos viendo sabotajes, planes de asesinato, incendios provocados. Estamos viendo cosas que tienen un coste en vidas humanas», advirtió un alto cargo de la OTAN en declaraciones recogidas por la CNN. «Creo firmemente que estamos viendo una campaña de actividades encubiertas de sabotaje por parte de Rusia que tienen consecuencias estratégicas».

«La intensificación de la campaña de subversión de Rusia es algo que nos estamos tomando extremadamente en serio y en lo que hemos estado intensamente centrados en los últimos meses», indicó por su parte portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Adrienne Watson. «Estados Unidos ha estado debatiendo este asunto con nuestros aliados de la OTAN, y estamos colaborando activamente para desenmascarar y desbaratar estas actividades. También hemos dejado claro que las acciones de Rusia no disuadirán a los Aliados de seguir apoyando a Ucrania», recoge el comunicado.

Papperger es una de las figuras clave de la industria de defensa del Viejo Continente. Consejero delegado y presidente del consejo ejecutivo de Rheinmetall desde 2013, dirige el mayor y más exitoso fabricante alemán de los vitales proyectiles de artillería de 155 mm que se han convertido en el arma clave en la guerra de desgaste de Ucrania. En las próximas semanas, además, la empresa abrirá una fábrica de vehículos blindados en Ucrania.