El euríbor baja por segundo mes consecutivo y abarata en casi 200 euros al año las hipotecas

El euríbor baja por segundo mes consecutivo y abarata en casi 200 euros al año las hipotecas

La soga del euríbor que aprieta las cuentas de muchas familias cada mes afloja. El índice de referencia de la mayoría de las hipotecas a tipo variable firmadas en España -dominantes en el mercado- va a cerrar mayo con su segunda caída consecutiva. A falta de un día para cerrar el mes, la cotización media del indicador es de 3,679%, inferior a la que marcó hace un año, cuando se situó en el 3,862%.

Como consecuencia de esta bajada, quienes revisen anualmente su hipoteca variable y lo hagan en junio, se beneficiarán de una bajada en su cuota de 15,35 euros menos al mes (184,20 euros menos al año) para una hipoteca media en España, lo que supone una bajada del 1,83%, según cálculos de la web de ahorro Kelisto.es.

Las buenas noticias continuarán también un mes más para quienes revisen su hipoteca semestralmente. En su caso, la cuota se reducirá en 22,39 euros al mes (134,34 euros al semestre) para un préstamo medio, lo que supone una rebaja del 2,62%.

A pesar de esta bajada interanual, el euríbor se mantiene más o menos estable por lo que, como dice Sergio Carbajal, responsable de hipotecas de Rastreator, “habrá que estar atentos ante la posible bajada de tipos de interés el próximo 6 de junio por parte del Banco Central Europeo, así como del cambio de tendencia del euríbor”.

Como explica Miquel Riera, analista hipotecario del comparador financiero HelpMyCash, “el euríbor, grosso modo, representa el interés medio al que los principales bancos europeos se prestan el dinero entre ellos. Si se espera una bajada de tipos del BCE, estas entidades prevén que les costará menos financiarse a través de este organismo y, en consecuencia, abaratan sus créditos interbancarios, lo que reduce la cotización del euríbor”.

Estefanía González, portavoz de Kelisto.es, asegura que el euríbor ha vivido en una montaña rusa en mayo debido a la incertidumbre sobre el rumbo que tomará el eurobanco tras la bajada de tipos de junio que ya se da por hecha y que, según el propio vicepresidente del organismo, Luis de Guindos, sería de 0,25 puntos. A sus palabras, como dice González, se han sucedido otras con opiniones muy dispares: desde aquellas que abogaban por no descartar una segunda bajada en julio de François Villeroy, gobernador del Banco de Francia y miembro del BCE; hasta las que preferían esperar hasta septiembre, pasando por las del propio economista jefe del BCE, Philip Lane, que ha afirmado que la política restrictiva continuaría durante el resto de 2024 y que el debate de su normalización no llegaría hasta 2025.

Contención

Manuel Pinto, analista de la plataforma de inversión XTB, asegura que la evolución de la inflación en los próximos meses será “una de las principales claves” para saber el rumbo que tomará el BCE. “Para este próximo mes, esperamos un ligero repunte en los precios. Tampoco va a ayudar el alto crecimiento de los salarios, métrica clave para Christine Lagarde [presidenta del BCE], que ha superado todas las expectativas, subiendo un 4,7% en el primer trimestre del año, máximos desde 1993, y que en el caso de Alemania se agrava todavía más al subir un 6,2%”.

Desde XTB consideran que el euríbor podría continuar en niveles similares a los actuales durante un mayor periodo de tiempo pese al recorte de tipos que se descuenta para junio. Los motivos son que, por un lado, “encontramos la subida en los salarios, la mejora de la actividad económica y la existencia de posibles shocks externos que impulsen las materias primas como principales motivos para mantener los tipos más altos, sin olvidarnos de la presión inflacionaria que ejercería una posible debilidad del euro”, explica Pinto. A ello se suman los mejores datos de la cantidad de dinero en circulación en la zona común y que los servicios han empezado a desacelerar, la productividad no ha mejorado al nivel de EE UU y las últimas encuestas del BCE al consumidor estiman una inflación más baja en el medio plazo”.

[[QUOTE:PULL|||Los analistas, cautos respecto a si el indicador seguirá a la baja]]

El director de Hipotecas del comparador y asesor hipotecario iAhorro, Simone Colombelli, es de parecida opinión a Pinto dado el análisis que hace de la evolución de la inflación. “Lagarde no va a recular en su decisión, pero no podemos esperar una bajada mayor: reducirá los 0,25 puntos porcentuales esperados porque esto apenas cambiará la foto actual, ya que seguiremos con los tipos de interés muy altos”, asegura.

Riera también es cauto y asegura que “está por ver si el euríbor se contagiará de la bajada de tipos del BCE”, teniendo en cuenta la incertidumbre que atraviesa la economía de la eurozona a causa de los conflictos en Ucrania e Israel. “Estas tensiones geopolíticas pueden llevar a los países de la eurozona a aumentar su gasto público en defensa y en la industria armamentística, lo que puede provocar un repunte de la inflación”, apunta.

Entre los clientes hipotecarios también parece imponerse la prudencia pese a las mejoras del euríbor de los dos últimos meses. “Las hipotecas fijas y mixtas siguen liderando el mercado con un total del 74% y del 18% de operaciones, respectivamente, ya que estas modalidades, sobre todo las mixtas, garantizan un TIN fijo para los primeros años del 2,25% mientras que, en el caso de las hipotecas fijas, este interés puede encontrarse en nuestro comparador por debajo del 3%”, asegura Carbajal.