La app deportiva que utiliza la IA para reducir la delincuencia

La app deportiva que utiliza la IA para reducir la delincuencia

Solo en España, Strava,
la aplicación deportiva, tiene más de 2 millones de usuarios que registran en
ella todo tipo de actividad física. Y cuando decimos todo, nos referimos hasta
a las más inesperadas, como por
ejemplo un parto
. Pero más allá de lo anecdótico, esta app (con 125
millones de usuarios globales) cuenta con tanta información sobre las rutas más
elegidas por los ciclistas, que decenas de ayuntamientos del planeta (incluso
varios de España) utilizan la información para crear bicisendas más eficientes
y reducir
las emisiones de Co2
drásticamente. Y ahora apuesta por la inteligencia
artificial.

Para comprender mejor cómo
afectará esto, tanto a quienes hacen deporte de forma cotidiana como para
quienes viajan por la ciudad de forma ecológica, hablamos con Rob Teller, Chief
Technology Officer, de Strava.

“Strava tiene una enorme
cantidad de información y la privacidad es esencial – nos explica en
conversación exclusiva Teller -, por eso solo la hemos compartido, de forma
anónima en cuanto a los usuarios para que los ayuntamientos y gobiernos puedan
usar esta información para comprender los movimientos de tráfico de coches y
bicicletas y crear mejores alternativas”.

Con ello en mente han lanzado varias
actualizaciones.
La
primera de ellas es la Integridad del Ranking Habilitada por IA, la cual utilizará el aprendizaje automático para identificar automáticamente actividades irregulares, improbables o imposibles registradas en la plataforma, como por ejemplo, el parto antes mencionado. Esta opción está entrenada con millones de actividades de los usuarios… los actuales y los futuros.

La cantidad de información que genera Strava (desde frecuencia
cardíaca, distancia, velocidad, kilómetros acumulados, progresión, desnivel,
etc.) es muy útil para los deportistas, pero también podría serlo para las
generaciones futuras. ¿Qué pasaría si los menores de edad pudieran utilizar
Strava, de forma anónima, para mostrar sus progresos y crear una
base de datos para futuros talentos?

“Rastrear datos de menores de
edad para identificar futuros talentos es una muy buena idea – concuerda Teller
-. Pero es algo difícil de gestionar por temas de privacidad, sería muy bueno
porque permitiría no solo identificar talentos, sino mostrar la progresión de la
infancia y la juventud. Una forma sana de competir, potenciar la salud y el
bienestar y detectar talentos que de otro modo pasarían desapercibidos o tardarían
en identificarse”.

Esto tiene que ver con otra de las novedades recientes de Strava, la llegada del Plan Familiar de suscripción, que permite compartir una suscripción con varias personas (familiares y amigos) para facilitar el compromiso con el ejercicio. De hecho, un estudio científico, publicado en Public Health, concluye que compartir el ejercicio físico con miembros de la familia aumenta un tercio la constancia de este tipo de rutinas.

A esto también hay que resumirle una de las funcionalidades más solicitadas por los usuarios, el Modo Oscuro, una opción que permite seguir viendo la información en nuestro dispositivo, pero sin provocar fatiga visual y propiciando la seguridad, ya que será más difícil vernos en plena noche. En este sentido también llega otra novedad vinculada a la seguridad: Mapas de Calor Nocturnos. Esta configuración muestra solo actividades entre el atardecer y el amanecer y proporciona a los usuarios de Strava una idea de qué caminos, senderos y rutas están más transitados en estas horas. Una forma de reducir la delincuencia y prevenir la violencia en zonas menos vigiladas.

Más detalles
interesantes. En España existen cerca de un millón de personas que padecen
algún tipo de discapacidad visual,
según
datos oficiales
. Pero la proporción de deportistas (amateurs o federados)
entre ellas es muy baja debido a la ausencia de alternativas que faciliten su
independencia, entre otros motivos.
“Es cierto – nos confirma
Teller -. Y es algo que ocurre en todo el planeta. En este apartado no es
imposible incluir en el futuro alguna medida para evaluar esto, es uno de los objetivos
de Strava”.

La IA, en este apartado, puede ser una gran aliada, creando mapas auditivos y conectando usuarios con diferentes necesidades y voluntades. Pero también han comenzado a usar la IA en otro apartado: Inteligencia del Atleta. Por ahora, en formato de prueba (léase beta) Strava está introduciendo esta característica que convierte los datos de entrenamiento en un resumen comprensible en relación con logros y futuras metas. La capacidad de Strava de conectarse con millas de dispositivos permite evaluar, a partir de ritmos cardíacos, distancias, rutinas, velocidad y otros parámetros, qué somos capaces de conseguir. Y en cuanto tiempo, mantenemos la rutina de entrenamiento.

“No creo que haya sido difícil la
implementación de la IA en nuestra app – concluye Teller -. De hecho, hemos
visto que los usuarios tenían ganas de recibir más información. La IA analiza
la ruta, cuanto esfuerzo he puesto en ella y mis impresiones. Pero creo que
estamos en los inicios y habrá muchos más que hacer en este apartado. La competición
está en el ADN humano y muchos de los usuarios de Strava son competitivos,
recolectando medallas y récords, pero para mí personalmente creo que se trata
de una aplicación más vinculada a la cooperación que a la competición”.

El potencial de esta aplicación
es enorme en lo que a responsables de gestión respecta. Si ya ha mostrado su
utilidad a la hora de mejorar el urbanismo y reducir las emisiones de CO2 en
las ciudades, contar con información relevante sobre el estado de salud de la
población, puede aportar datos esenciales de cara a cómo se gestiona la sanidad
y qué políticas pueden estimular el bienestar físico y mental.