La ruina de De Jong, ni con el Barça ni con Países Bajos

La ruina de De Jong, ni con el Barça ni con Países Bajos

Frenkie de Jong se ha unido a la lista de bajas ilustres para la Eurocopa de Alemania que empieza el viernes. El centrocampista había vuelto a los entrenamientos en los últimos días, con la esperanza de estar con Países Bajos en el torneo, pero en la noche del lunes se confirmó que no está listo para jugar todavía. «De Jong no participará en la EURO 2024. Estamos contigo, Frenkie», anunció la selección neerlandesa en un comunicado en redes sociales. No había disputado ni un solo minuto del amistoso ante Islandia (4-0) y después del anuncio quiso lanzar un mensaje a los aficionados de su país. «Estoy triste y decepcionado por no poder llegar a la Eurocopa. Hemos hecho todo lo que hemos podido en las últimas semanas, pero lamentablemente mi tobillo necesita más tiempo», indicó De Jong. «Es un sueño y el mayor honor representar a tu país en una fase final. Vistiendo la camiseta naranja, cantando el ‘Wilhelmus’ –himno nacional de Países Bajo– y sintiendo el apoyo de todo el país. Pero ahora yo, como toda la legión naranja, animaré a nuestro equipo desde la barrera. ¡Vamos, chicos!», continuaba el centrocampista, que no ha podido terminar de peor manera un curso en el que nunca se ha sentido bien.

Su temporada ha sido tan gris como la del Barcelona, algo a lo que no han ayudado los problemas en el tobillo derecho, que además de impedirle ir a la Eurocopa le obligaron a perderse 20 partidos, 4 de los diez posibles de Champions y 16 de los 38 de la Liga EA Sports. Un esguince de tobillo le mantuvo de baja en las últimas semanas de 2023 y en marzo volvió a reproducirse una lesión de la que estaba volviendo el día que fue titular ante el Real Madrid en el Bernabéu. Era el partido clave para ver si el Barcelona se podía enganchar de alguna manera a la pelea por la Liga y, en una pelota dividida con Fede Valverde, De Jong metió el pie y ya no se levantó.

Sintió que su articulación había vuelto a dañarse de manera fortuita y fue retirado en camilla. Sabía perfectamente que su curso con el Barcelona se había acabado y la duda era saber si podía llegar a estar a las órdenes de Ronald Koeman en la Eurocopa. Ya se sabe que no lo podrá estar, con lo que termina un ejercicio en el que ha vuelto a dejar dudas también en lo futbolístico. No acaba de imponerse en el centro del campo azulgrana, ni antes ni después de la marcha de Busquets. Cuando llegó procedente del Ajax que deslumbró en Europa, el barcelonismo pensaba que había fichado a un centrocampista para muchos años y con el ADN futbolístico que gusta en el Camp Nou. No le ha ayudado estar en las quinielas para dejar el club para aligerar masa salarial, tiene contrato hasta 2026 y será Hansi Flick el que decida su papel de aquí en adelante.