Predicción del tiempo para mañana, domingo 9 de junio en España: cuidado con la que va a caer

Predicción del tiempo para mañana, domingo 9 de junio en España: cuidado con la que va a caer

Para este domingo, 9 de junio, la AEMET ha lanzado unas previsiones meteorológicas que nada tienen que ver con la situación de calor y cielos casi claros que se venía dando desde principios de mes. La semana se despide con un día lluvioso, y mucho.

Se prevé que el domingo sea un día muy marcado por la inestabilidad en prácticamente toda la Península Ibérica, consecuencia en gran parte de la baja atlántica que entró hace un par de días desde el oeste, dejando a su paso un predominio de cielos nubosos o cubiertos con precipitaciones en casi todo el país.

Tal y como reza el refrán de hoy sobre este mes: “Lo que en junio se moja, en junio se seca”. Esto anuncia alguna esperanza de que en las próximas semanas caigan menos precipitaciones o, en caso de caer, no se alargarán por más de un par de días.

Domingo de tormenta: casi ninguna Comunidad se salva del chaparrón

El día de mañana será frío y húmedo, la ola de bajas presiones que ha entrado desde el Océano Atlántico y está recorriendo la Península de oste a este están dejando un cielo cubierto e inestable en toda España.

Las precipitaciones acompañadas de tormenta tendrán especial incidencia en la mitad norte peninsular. Mientras, en la mitad sur se esperan intervalos nubosos, aunque no se descarta algún chubasco ocasional en sierras de Andalucía y del extremo suroccidental de España.

Las lluvias más intensas caerán sobre el cuadrante nordeste, que llegarán a ser localmente fuertes en el extremo oriental del Cantábrico, donde se ha alertado de la posibilidad de que se produzcan acumulados significativos. En Galicia, sin embargo, es poco probable que afecten en tanta medida.

Baleares y Canarias

En las Islas Baleares predominarán los cielos poco nubosos, aunque aumentará la nubosidad de evolución, que podría dejar algún chubasco ocasional.

En las Islas Canarias, se espera algo parecido. Se darán intervalos nubosos con posibilidad de alguna precipitación débil y algún chubasco ocasional en las islas de mayor relieve.

Cuidado con la poca visibilidad: zonas afectadas por niebla o calima

En las zonas cercanas a las montañas del norte peninsular se esperan bancos de niebla matinales. Además, la proximidad al Atlántico (el agua actúa como regulador térmico) hace que se suavicen las temperaturas y aumente la humedad, lo que favorece la aparición de niebla cuando el los vientos húmedos aumentan de altura.

Se calcula que se siga sintiendo la presencia de la calima durante el día de mañana, aunque no tanto como durante esta semana. Al principio se dará en el nordeste de la Península y Baleares, aunque irá tendiendo a retirarse del todo de España.

Temperaturas para el domingo: frío y más frío

De forma general, las temperaturas tenderán a descender en toda la Península, y bajarán más acusadamente en el tercio nordeste peninsular. A pesar de ello, es probable que en los litorales de la Comunidad Valenciana y del oeste de Galicia aumenten las máximas, al igual que en grandes áreas del cuadrante suroeste peninsular.

Muy pocas regiones superarán los 35ºC, probablemente la Comunidad Valenciana y Murcia, pero tampoco por un margen muy amplio. Llama más la atención la bajada drástica de las mínimas, que en algunas provincias de Castilla y León (Burgos, Soria, Palencia) caerán por debajo de los 10ºC.

Soplará el viento este domingo: las comunidades más ventosas

Para terminar el fin de semana, se esperan intervalos de fuerte viento en los litorales de Alborán, Ampurdán y el oeste de Galicia, aunque tampoco se descartan aires potentes en el medio y bajo Ebro ni el en Cantábrico oriental.

Vientos menos acusados, pero presentes, se esperan en el resto de la Península. Mientras que en la mayor parte de España serán de componentes norte y oeste, Canarias y el extremo noroeste peninsular tendrán vientos de componente norte.

Consejos de la DGT para conducir con lluvia y tormentas

Si tienes planeado pasar este fin de semana fuera de casa y vas a coger el coche, es recomendable seguir estos consejos de la DGT para evitar accidentes:

Adaptación de la velocidad: conducir sobre pavimento mojado puede reducir la adherencia de los neumáticos, aumentando el riesgo de aquaplaning, especialmente con lluvias intensas.Distancia adecuada: aumenta la distancia entre tu vehículo y el que tienes delante, ya que necesitarás más espacio para frenar y reaccionar en pavimento mojado.Frenado suave: evita frenazos bruscos. Frena de manera suave y gradual para evitar la pérdida de tracción.Evitar charcos: si es posible, evita conducir a través de charcos profundos o áreas con agua estancada en la carretera, ya que el agua acumulada puede ser más profunda de lo que parece y causar problemas en el motor o el sistema eléctrico.Marcas viales: las marcas viales pueden volverse resbaladizas cuando están mojadas. Reduce la velocidad al cruzar estas áreas.Huellas de otros vehículos: sigue las huellas dejadas por los vehículos que te preceden para obtener mejor tracción.Evitar distracciones: minimiza cualquier distracción al conducir bajo la lluvia, como el uso del teléfono móvil o ajustes en el sistema de entretenimiento.Mantén la calma: si te encuentras en una situación de “aquaplaning”, no frenes ni gires bruscamente. Mantén el volante recto y suelta gradualmente el acelerador hasta que recuperes la tracción.

¿Qué es y cuánto dura la niebla?

La niebla no es otra cosa que la suspensión de diminutas gotas de agua en el aire, como una especie de nube, pero muy cercana a la superficie de la tierra. Se revela como una fuerza que reduce la visibilidad horizontal a menos de un kilómetro de distancia.

Dependiendo del impacto que este fenómeno meteorológico tenga en la visibilidad, se distinguen dos tipos: niebla espesa y neblina, aunque solo varían en su densidad.

El tiempo que dura una banco de niebla depende del tamaño del valle o cuenca en que se dé. En valles más pequeños, los bancos se forman y se disipan más fácilmente, mientras que en áreas más extensas cuesta más que se forme la niebla, pero también perdura más en el tiempo.