Robbie Williams: “Hace décadas no nos estaba permitido tener crisis existenciales ni hablar de ello. Ahora podemos”

Robbie Williams: “Hace décadas no nos estaba permitido tener crisis existenciales ni hablar de ello. Ahora podemos”

“Namasté”, saluda Robbie Williams (Stoke-on-Trent, Reino Unido, 1974) con esa sonrisa de pillo que le caracteriza desde que se hizo famoso cuando tenía apenas 16 años y se convirtió en ídolo de millones de adolescentes como uno de los cinco integrantes de Take That. Ese grupo que abandonó —o del que le invitaron a irse, según él— en 1995 por sus problemas de adicciones y porque no encajaba en la imagen de una boy band. Desde entonces ha llovido mucho. Hoy tiene 50 años (los cumplió el pasado 13 de febrero), acumula 80 millones de álbumes vendidos en todo el mundo y más premios Brit que ningún otro artista (tiene 18). El escenario que se esperaría para una entrevista con una estrella del pop es inesperado: la conversación se produce en una de las salas del museo Moco Barcelona. Estamos rodeados de sus obras, pues el cantante ha aterrizado en la capital catalana para presentar su primera exposición en España (la segunda de su carrera) y hablar de su nueva faceta como artista. En su caso, inevitablemente, eso significa hablar de salud mental, tema central en la mayoría de sus piezas. Y una cuestión recurrente en su vida, marcada no solo por la fama y el éxito, también por la depresión, la ansiedad o el trastorno de estrés postraumático.

Seguir leyendo