Apple se alía con OpenAI para llevar la inteligencia artificial al iPhone, iPad y Mac este otoño

Apple se alía con OpenAI para llevar la inteligencia artificial al iPhone, iPad y Mac este otoño

Apple ha revelado esta tarde sus planes para la nueva
generación de software que llegará este otoño a sus dispositivos y, al fin,
cómo se va a subir al carro de la inteligencia artificial. Lo hará a partir de
los iPhone 15 Pro y los iPad y ordenadores Mac que cuenten con un procesador M1
o posterior y bajo el nombre de Apple Intelligence, que no es una
aplicación en particular sino una funcionalidad que estará integrada con el
sistema operativo y un amplio abanico de apps, siendo Siri su máximo
exponente. También ha anunciado su alianza con OpenAI para integrar, en
determinados casos de uso, ChatGPT, en su versión GPT-4o, con sus
dispositivos.

El asistente de voz de Apple, con 13 años a sus
espaldas, ha sufrido su mayor remodelación. Su interfaz tiene un nuevo
diseño pero, sobre todo, tiene nuevas capacidades. Comprende mejor el
lenguaje natural y ofrece una mayor interacción con las aplicaciones. Un
usuario puede preguntarle por la hora a la que llegará el vuelo de su madre,
uno de los ejemplos mostrados durante la apertura de la WWDC, la conferencia
anual de desarrolladores de Apple, y Siri extraerá la información del correo en
el que figura, como podría hacerlo de otra aplicación si fuera el caso.

Y aquí entra en juego el tema de la privacidad. Uno de los
motivos por los que Apple Intelligence estará disponible a partir de la última
generación del iPhone y las más recientes de los iPads y ordenadores Mac es la
necesidad de contar con el hardware necesario para procesar en el
dispositivo y no en la nube las funciones de IA. Esto es importante
teniendo en cuenta que lo que se busca es una IA que entienda el “contexto
personal” del usuario. Es decir, accede a toda su información: imágenes,
archivos, correos, etc. El procesamiento local de los modelos de lenguaje
permite que no salgan del dispositivo del usuario, pero esto no sucederá en
todos los casos.

Cuando la IA determine que una tarea no la puede realizar
con el hardware del dispositivo en el que opera, lo enviará a la nube para
su procesamiento. Esta será una “nube privada” cuyos servidores
funcionarán con procesadores de la serie M y en la que no se almacenan los
datos del usuario, algo que Apple ha asegurado que ha sido verificado de
forma independiente.

¿Y qué se puede hacer con Apple Intelligence? La IA hace uso
de “poderosos modelos generativos” para resumir y reescribir textos,
escribir respuestas a correos electrónicos, crear imágenes y emojis a gusto del
usuario, borrar objetos en fotografías, realizar búsquedas de imágenes y vídeos
en la galería del dispositivo con lenguaje natural, transcripciones, corregir
la caligrafía del usuario cuando escribe con un Apple Pencil, solucionar
operaciones matemáticas en las notas que tome o sustituir un boceto chapucero
por una versión creada por la IA en un documento, entre otros ejemplos que se
han visto en la conferencia. Es, sobre todo, una forma más natural de
interactuar con el dispositivo y que elimina las barreras entre aplicaciones
al no tener que depender de la interacción directa con ella. Por ejemplo, reproduce el podcast que mi mujer me mando el otro día. Pide y la IA te
lo da.

En la última parte de la retransmisión ha sido cuando se ha
anunciado la largamente rumoreada alianza de Apple con OpenAI. Lo que no ha
quedado claro del todo es su extensión y en qué medida las nuevas funciones
dependen de ChatGPT o de la propia Apple. En los ejemplos que se han visto,
el interfaz da la opción de realizar la tarea con ChatGPT como una alternativa,
algo que no se había mostrado en todos los casos anteriores de uso de las
nuevas funciones de IA. Apple ha señalado, además, que añadirán soporte para
otros modelos de lenguaje diferentes a ChatGPT en el futuro.

El resto de novedades: iOS 18, iPadOS 18, macOS Sequoia, watchOS 11, AirPods y Apple TV+

El resto de novedades que ha presentado Apple ha sido menos
lustroso, como era de esperar ante la cuestión de la IA. Las Vision Pro
recibirán la segunda versión de su sistema operativo, que incluye nuevos gestos
de control, la posibilidad de usar una pantalla virtual cuando se trabaja con
un Mac, equivalente a 2 monitores 4K uno junto al otro, y podrá convertir
cualquier imagen en la galería del usuario a fotografía espacial, dándole una
cierta perspectiva que varía según se mueve el observador, entre otras mejoras.
Además, el dispositivo saldrá a la venta este verano en nuevos mercados, sin
incluir a España entre ellos.

iOS 18 llega con nuevas opciones de personalización
para la pantalla de inicio, destacando el cambio de colores en los iconos
que el usuario puede elegir y ajustar a su gusto. Permitirá bloquear
aplicaciones para que solo puedan abrirse con identificación biométrica
para el caso de que el móvil esté siendo usado por otra persona. Mensajes
gana más opciones para la versión de Apple de las reacciones de WhatsApp,
permitirá programar el envío de mensajes y utilizará conexión satelital, de
forma que sea posible la comunicación aún en ausencia de Wifi o 5G.

WatchOS 11 gana la función Training Load que
mide la intensidad del entrenamiento del usuario, lo valora y le dice qué tal
lo está haciendo. Otra nueva app, Vitals, reúne toda la información que
los sensores del Apple Watch registran y alerta al usuario si nota algo fuera
de lo normal.

iPadOS 18, además de las funciones de personalización
de Home Screen de iOS 18, trae una novedad que cuesta creer que lo sea: una
calculadora, de la que ha carecido hasta ahora de forma nativa. Esta, al
igual que otras aplicaciones que también han sido rediseñadas para este
formato, se adaptará a la pantalla del iPad. Recibe las novedades por IA antes
comentadas a través de las aplicaciones Notas y Math Notes y con
el uso del Apple Pencil.

MacOS Sequoia llega con un Safari que, según
Apple, es el navegador más rápido del mundo y más eficiente que Chrome,
asegurando más horas de funcionamiento en un dispositivo portátil. Utilizará la
IA para ofrecer resúmenes de la web que se tiene abierta y ofrecerá una
navegación “realmente privada” en la que la información que recopilen
las webs que se visitan será más limitada.

El sistema operativo ahora permite ajustar el tamaño de
las ventanas de forma automática al arrastrarlas hacia uno de los lados,
permitiendo varias configuraciones de ventanas. Contará con iPhone Mirroring,
que es una función que permite controlar desde el Mac y en toda su capacidad,
un iPhone que podamos tener en otra habitación y sin que se desbloquee ni
resulte vulnerable mientras se emplea desde el ordenador.

Por último, los AirPods permitirán responder
silenciosamente a Siri, asintiendo o negando con un gesto de la cabeza,
y la aplicación de Apple TV+ ofrecerá información sobre el contenido que
se está reproduciendo, como los actores y los papeles que interpretan, al
estilo de como se puede hacer en Prime Video.