Ciudadanos dice adiós al último parlamento en que tenían representación

Ciudadanos dice adiós al último parlamento en que tenían representación

Ciudadanos dijo adiós al último Parlamento en el que tenían representación. Ya solo quedan como testigo de la que llegó a ser la tercera fuerza a nivel nacional poco más de tres centenares de concejales repartidos por toda la geografía española.

Jordi Cañas no consiguió salvar este pasado domingo al menos un escaño, el suyo, y dicen adiós a una Eurocámara en la que entraron en 2014 con dos representantes, Javier Nart, que iba como número dos este 9J, y Juan Carlos Girauta, este último regresará a la Eurocámara con Vox.

Perdieron el respaldo de más de dos millones y medio de ciudadanos que sí les votaron hace cinco años, quedaron en el tercer puesto y obtuvieron ocho escaños, aunque conservaron solo siete al desvincularse Nart de la delegación naranja manteniendo el acta.

Sí volverán a Bruselas dos de los eurodiputados que tenían al acabar la legislatura, pero de la mano del PP. Adrián Vázquez (10) y Susana Solís (15) engrosarán las filas populares en el Parlamento Europeo durante los próximos cinco años. Está por ver si Vázquez cambia de grupo para estar en el Popular Europeo, o le permiten seguir en el de los liberales y demócratas (Renew Europe) en el que hasta ahora estaba. La tercera antigua parlamentaria europea de los naranjas en el PP, Eva Poptcheva, no entra y se queda fuera por un escaño al haber concurrido como número 23 en la lista de Dolors Montserrat.

La confianza en lograr al menos un diputado que mostró en su reciente entrevista con LA RAZÓN no bastó y, pese a marcar un perfil diferenciado y destacar en el debate sobre el resto por su conocimiento de la institución europea, los ciudadanos no lo han puesto en valor con su voto el pasado domingo. Tampoco que volvieran figuras de referencia como Nart en independencia y Begoña Villacís cerrando la papeleta como símbolo de apoyo. O la reclamación pública del voto de la antigua número dos Inés Arrimadas y del autor Albert Boadella.

Quedó Cs, incluso, por detrás de Pacma y el mejor resultado no lo cosecharon en la tierra que les vio nacer, Cataluña, y fueron poco más de 120.000 electoral los que perseveraron en su apoyo a la marca naranja, hoy, ya, prácticamente desaparecida.