Etiquetas medioambientales de la DGT: Estos son los vehículos que están exentos de usarlas

Etiquetas medioambientales de la DGT: Estos son los vehículos que están exentos de usarlas

Las etiquetas medioambientales, introducidas en 2016, todavía generan confusión. La principal razón es la contradicción en su obligatoriedad: aunque no llevarlas no es un motivo directo de multa por parte de la DGT, la ausencia de estas etiquetas puede resultar en sanciones de hasta 100 euros dependiendo del municipio donde se circule.

La DGT ha aclarado que las etiquetas ambientales no son obligatorias a nivel estatal. Esto significa que un agente de tráfico no puede multar a un conductor por no llevarla. No obstante, la DGT ha delegado la decisión en los ayuntamientos, permitiéndoles sancionar a los conductores que no utilicen estas etiquetas en sus jurisdicciones.

¿Qué coches están exentos de llevar la pegatina medioambiental?

Los ayuntamientos son los encargados de supervisar el uso de las etiquetas medioambientales, ya que son ellos quienes han implementado las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) en ciudades como Madrid y Barcelona.

Estas etiquetas ayudan a identificar el tipo de vehículo: gasolina, diésel, híbrido o eléctrico. Cada tipo de vehículo tiene una etiqueta distinta: B, C, Eco y Cero, con colores específicos que facilitan su identificación por parte de las autoridades.

En las Zonas de Bajas Emisiones, que para finales de 2024 abarcarán todas las ciudades con más de 50.000 habitantes, los conductores enfrentarán restricciones, como la prohibición de aparcar o circular en estas zonas. Además, estas restricciones se aplicarán también a vehículos con etiquetas B y C.

Aproximadamente 7,6 millones de vehículos no llevan etiquetas medioambientales porque no les corresponden. La DGT no asignó etiquetas a los vehículos de gasolina matriculados antes del año 2000 ni a los diésel matriculados antes de 2006.

Su uso obligatorio en Madrid

La falta de una etiqueta en el parabrisas en Madrid se considera una infracción leve, sancionable con hasta 100 euros. Además de los 7,6 millones de vehículos exentos, hay 8 millones que utilizan la etiqueta B (amarilla), asignada a coches de gasolina matriculados a partir de 2001 y diésel a partir de 2006.

Otros 9,6 millones de vehículos llevan la etiqueta C (verde), destinada a coches de gasolina matriculados a partir de 2006 y diésel a partir de 2014. También hay 1 millón de vehículos con etiqueta Eco, para híbridos o de gas natural, y 250.000 vehículos con etiqueta Cero (azul), que son considerados de cero emisiones.

Cuál es el futuro de las etiquetas

Aunque la DGT no obliga a llevar las etiquetas, recomienda su uso, ya que es probable que más ayuntamientos comiencen a exigirlas a medida que implementan Zonas de Bajas Emisiones en las principales ciudades españolas. Por lo tanto, es crucial estar informado sobre estas normativas locales para evitar sanciones y contribuir a la reducción de la contaminación urbana.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *