Hunter Biden, declarado culpable: ¿y ahora qué?

Hunter Biden, declarado culpable: ¿y ahora qué?

Un jurado de Wilmington (Delaware) ha encontrado culpable este martes a Hunter Biden de cometer tres delitos federales relacionados con la compra de un arma en octubre de 2018. El hijo del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, fue acusado de realizar dos declaraciones falsas para adquirir un revólver Colt Cobra de calibre 38, en las que afirmó no ser adicto ni consumir drogas ilegales «cuando en realidad, como él sabía, esa declaración era falsa y ficticia», según recoge el escrito de acusación. El tercer cargo que afrontaba Hunter era el de tenencia ilegal de armas por la adquisición de ese revólver, que guardó durante los 11 días posteriores a la compra. El juicio, que duró una semana, estuvo centrado en su lucha contra la adicción a las drogas, su comportamiento imprudente y su frenético tren de vida. Contó con la narración de tres exparejas, entre ellas la viuda de su hermano, Beau Biden.

¿Irá Hunter a la cárcel?

La juez Maryellen Noreika deberá dictar sentencia dentro de unos 120 días. No ha fijado la fecha exacta, pero todo indica que el fallo llegará a principios de octubre, un mes antes de las elecciones. Dos de los tres delitos por los que estaba imputado contemplan una pena máxima de 10 años de cárcel, mientras que el tercero se castiga con hasta cinco años. Sin embargo, los expertos no prevén que sea condenado a 25 años y a pagar 750.000 dólares de multa, dado que no tiene antecedentes y ha reconocido ser a las drogas en el momento de la compra del arma en el proceso. En todo caso, el veredicto ya es en sí un hito inédito en la historia de Estados Unidos. Nunca antes un familiar directo de un presidente en ejercicio había sido declarado culpable.

¿Le indultará Biden?

La más que probable condena de Hunter supone un duro golpe para la familia Biden en plena campaña electoral. Pero no habrá indulto. El líder demócrata se ha comprometido a respetar el procedimiento mientras Hunter baraja si presentar o no una apelación. El presidente se ha mantenido alejado del juicio, y ni siquiera ocupaba ningún cargo público el 12 de octubre de 2018, cuando Hunter Biden cometió presuntamente el delito. Tras conocer el veredicto, Biden ha emitido una declaración difundida por la Casa Blanca en la que subraya: «Soy presidente, pero también padre. Jill y yo queremos a nuestro hijo y estamos muy orgullosos del hombre que es hoy. (…) Nada cambiará eso».

¿Tiene Hunter más problemas con la Justicia?

Sí. De hecho, los expertos consideran que el caso en Delaware, presentado por el abogado especial David C. Weiss, es el menos grave de las dos acusaciones federales presentadas el pasado año en su contra. El hijo del presidente deberá hacer frente a varios delitos fiscales en Los Ángeles por no haber pagado ni declarado presuntamente cerca de 1,5 millones de dólares en impuestos federales de 2016 a 2019. Tres de los cargos son delitos graves; seis son delitos menores. El juicio comenzará en septiembre.