La ultraderecha crece dividida, pero Sumar y Podemos se destruyen al romper

La ultraderecha crece dividida, pero Sumar y Podemos se destruyen al romper

Por primera vez desde la irrupción de Vox en las andaluzas de diciembre de 2018, otra fuerza de ámbito estatal le tose a Santiago Abascal en la extrema derecha. Lo que no ha logrado ni la ultraderecha histórica ni ninguna de las escisiones de Vox –Túpatria, España Suma, Valores, Juntos por España, Libres o Caminando Juntos, el empeño fracasado de Macarena Olona– lo consigue Se Acabó la Fiesta (SALF). El difusor de bulos y teorías de la conspiración Alvise Pérez consigue más de 800.000 votos, el 4,59%, y tres escaños.

Seguir leyendo