Navantia da un paso más para la venta a Australia de un “macropedido” de 11 fragatas de su modelo Alfa 3000

Navantia da un paso más para la venta a Australia de un “macropedido” de 11 fragatas de su modelo Alfa 3000

No lo tiene fácil Navantia en un mercado, el de los buques de guerra, copado por las grandes compañías estadounidenses, alemanas, británicas o francesas. Sin embargo, el gran astillero español ha sido capaz de hacerse un hueco en este difícil sector con un puñado de clientes satisfechos que, normalmente, repiten.

Es el caso de Australia, cuya marina de guerra es vieja conocida de la compañía de nuestro país. De hecho, Navantia ha establecido una filial en el país para atender un mercado tan potente para importante. Ahora, opta a un gran concurso para construir 11 fragatas. Ya se “coló” entre los cuatro grupos finalistas y ahora, el Gobierno australiano parece que quiere acelerar el proceso y ya ha enviado a las cuatro propuestas extranjeras las correspondientes solicitudes de información (fórmula conocida por las siglas en inglés RFI).

El trámite tuvo lugar concretamente el pasado 24 de mayo, y con él se ha dado el verdadero pistoletazo de salida para este proyecto que contempla la construcción de 11 fragatas del programa Sea 3000 que el Ministerio de Defensa del país anunció el pasado febrero. La iniciativa responde en buena medida a la búsqueda de una alternativa ante los retrasos y sobrecostes del programa de fragatas Hunter, basadas en el diseño británico Tipo 26. De ahí que el plan ministerial en el que se dio a conocer el nuevo proyecto incluyese una reducción del número de Hunter previstas, que han pasado de las nueve contempladas inicialmente a seis unidades.

Australia ha enviado estas RFI a los cuatro candidatos que ya reveló en el detallado análisis que publicó el departamento de Defensa hace cuatro meses sobre el nuevo proyecto. Se trata del astillero alemán Thyssenkrupp Marine Systems (TKMS), que compite con su fragata Meko A-400; las japoneses Mitsubishi Heavy Industries y Mitsui Engineering and Shipbuilding, que cuentan como una candidatura, ya que ofertan el diseño Mogami 30FFM; la coreana Daewoo Shipbuilding and Marines Engineering, con dos desarrollos: las clases Daegu FFX Batch II y III, y la española Navantia, con su fragata Alfa 3000.

El ganador construirá las tres primeras fragatas del programa en su país (España, en el caso de Navantia), y las tres siguientes serán fabricadas en suelo australiano, mientras que queda pendiente concretar el diseño de las cinco siguientes.

Con este movimiento, Australia acelera la búsqueda de las nuevas fragatas, según recoge el portal estadounidense Defense News en la información en la que revela el envío de estas solicitudes de información. A los candidatos se les ha dado cuatro semanas para que puedan responder a la solicitud inicial, y otras tres para explicar su solución para la construcción de las fragatas en suelo australiano. El ministerio de Defensa ha apuntado que en adelante no va a concretar más detalles “mientras la evaluación siga en marcha”.

Se da la circunstancia de que la empresa española ha sido en la última década el principal suministrador de buques de la Marina Real Australiana (RAN). En concreto, Navantia acumula en los últimos diez años más de 110.000 toneladas en grandes buques militares entregados a la RAN. Se trata en concreto de dos buques de asalto anfibio (el HMAS Adelaide y el HMAS Canberra, de 231 metros de eslora y 27.000 toneladas cada uno), tres destructores AWD de la clase Hobart (el HMAS Hobart, el HMAS Brisbane y el HMAS Sydney, de 147 metros de eslora y 6.250 toneladas cada uno) y dos buques de suministro (el HMAS Stalwart y el HMAS Supply, de 174 metros de eslora y 19.500 toneladas de desplazamiento cada uno). Además ha entregado 12 embarcaciones de desembarco LLC, basadas en el modelo español LCM-1E, de 23 metros de eslora y 110 toneladas a plena carga cada una.

La fragata Alfa 3000 con la que compite para hacerse con el programa Sea 3000 es un buque de 104,2 metros de eslora preparado para operaciones antisuperficie, antiaéreas, antisubmarinas y de guerra asimétrica, y dotada de un hangar y una cubierta de vuelo diseñados para acoger un helicóptero MH-60R.