Objetivo de Gálvez: desmovilizar a los votantes de izquierdas

Objetivo de Gálvez: desmovilizar a los votantes de izquierdas

En dos semanas serán las elecciones en México. Con más 100 millones de electores convocados a votar, el país azteca celebrará el proceso electoral más grande de su historia. Específicamente se elegirán 20.079 cargos. Además de la presidencia, se votará para renovar el poder legislativo, nueve gubernaturas, 1.098 cargos para legisladores locales y 1.802 presidentes municipales.

La popularidad del presidente Andrés Manuel López Obrador sigue siendo del 60%. Este dato refuerza la candidatura de su candidata Claudia Sheinbaum quien mantiene una ventaja de 10% sobre la opositora Xóchitl Gálvez que representa a los partidos políticos tradicionales. Ante la desventaja y por el poco tiempo, Gálvez ha decidido elevar el tono de la campaña y confrontar con mayor ahínco a Sheinbaum. Lo hizo en el segundo debate del pasado 28 de abril y lo ha continuado en los días posteriores. ¿La razón? Pulverizar el aura de honestidad alrededor del partido de gobierno, MORENA; revelando una supuesta red de corrupción, donde además, se ha visto involucrado el marido de la candidata oficialista.Nuevamente la polarización del discurso político-electoral significa el eje de una campaña presidencial. A partir de los ataques y calificativos altisonante, Sheinbaum no se ha mostrado del todo cómoda. Ha decidido apelar por cuasi ignorar a Gálvez ante sus acusaciones; lo que puede implicar una reducción en la ventaja. Ante el lastre que debe cargar Gálvez por representar a unos partidos políticos desacreditados por la mayoría de los mexicanos, la estrategia de la oposición -en esta última etapa de la campaña- será desmovilizar a los partidarios de MORENA e intentar mostrar hacia los indecisos y probables abstencionistas que lo que vendría con Sheinbaum es peor de lo que había en el pasado. Veremos entonces si el tiempo alcanza.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *