Se busca talento joven y emprendedor para los pueblos de Salamanca

Se busca talento joven y emprendedor para los pueblos de Salamanca

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, y los rectores de las Universidades de Salamanca, Juan Manuel Corchado, y de la Universidad Pontificia de Salamanca, Santiago García-Jalón, presentaron este martes la IV Convocatoria del Plan de Empleo Juvenil Universitario para que los ayuntamientos de la provincia puedan acogerse a la misma y que busca talento joven que pueda desarrollar su carrera profesional en el mundo rural.

Un plan que en esta cuarta edición cuenta por primera vez con la participación de la Upsa, y cuya convocatoria permanecerá abierta hasta el próximo 27 de junio. Según Iglesias, se trata de uno de los programas más exitosos de los últimos años que “tiene que ver con el futuro y la confianza en los municipios”. Así, con ello pretenden transmitir a los consistorios que pueden contar con egresados de las universidades salmantinas, y a los universitarios que en el mundo rural existen posibilidades de vida y de desarrollo social y laboral.

Javier Iglesias incidió también en que gracias a la incorporación de la Upsa el plan se ha visto enriquecido una mayor oferta de grados, y que la unión entre las tres instituciones para este trabajo conjunto tiene como objetivo “servir de palanca de cambio a la sociedad”.

Por su parte, el rector de la Upsa señaló que esta iniciativa supone una cuestión “eficaz para intervenir a favor de las comunidades más pequeñas”, y que, frente al vaciamiento del territorio rural y la necesidad de fijar población, es “necesario llevar a cabo iniciativas eficaces” como este programa. En el caso de la Universidad Pontificia, detalló que el 40 por ciento de los estudiantes son salmantinos, contando con 1.700 estudiantes egresados anuales procedentes de Salamanca, y que podrán beneficiarse del plan.

“Para los que adquieren su primera experiencia profesional en el mundo rural significa adoptar la conciencia de que la vida profesional se puede llevar a cabo fuera de los núcleos de población más importantes y en el mundo rural”, detalló García-Jalón.

En el mismo sentido, Juan Manuel Corchado reconoció como un “honor y una obligación” impulsar este Plan de Empleo Juvenil Universitario e insistió en que el reto es “convencer a los estudiantes” de que el mundo rural también ofrece posibilidades y el poder hacerlo “desde la formación práctica que da el primer empleo”, en una provincia muy ligada al conocimiento detrás del sector primario.

“Desde la universidad tenemos que trabajar en esta línea mostrando a los estudiantes que hay una oferta competitiva que les permite llevar a cabo su carrera y su vida, con las oportunidades de tener no solo un empleo temporal, sino también indefinido”, concluyó el rector de la Usal.

Entre las titulaciones más demandadas en las anteriores convocatorias de este Plan de Empleo Juvenil Universitario destacan los egresados en Derecho, ADE o Económicas, pero también profesiones como trabajadores sociales, ingenieros agrónomos o técnicos de medio ambiente, entre otros. Los beneficiarios serán egresados de ambas universidades que hayan terminado sus grados en los últimos tres años. También es requisito ser menor de 30 años y estar inscritos como demandantes de empleo, además de no haber participado con anterioridad en este programa.

Para la financiación de este programa la Diputación de Salamanca destina un presupuesto total de 650.000 euros. Así, subvenciona a los ayuntamientos con un máximo de 12.000 euros por un plazo de 12 meses, con mil euros al mes independientemente del tamaño del municipio. Por su parte, los ayuntamientos deberán aportar 4.000 euros para completar el sueldo, según explicó Iglesias.

Una vez seleccionados los egresados, la Universidad y el Colegio de Secretarios, Interventores y Tesoreros de la provincia de Salamanca (Cosital), que colabora con la iniciativa, llevarán a cabo la formación para que puedan realizar las actividades administrativas y de gestión propia de los ayuntamientos.