Una niña de 2 años ingresó en la UCI tras dar positivo en gripe aviar

Una niña de 2 años ingresó en la UCI tras dar positivo en gripe aviar

La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó el pasado viernes el primer caso humano de la gripe aviar en Australia en una niña de tan solo dos años. En un comunicado, la organización indicó que la infección por el virus H5N1 ocurrió “probablemente” en la India, lugar al que viajó la menor y alertó de que la infección con este subtipo de virus “tiene un potencial alto impacto sanitario”.

La agencia de la ONU explicó que la menor viajó a Calcuta (India) entre el 12 y 28 de febrero y regresó el 1 de marzo a Melbourne (Australia), donde fue hospitalizada al día siguiente con síntomas de la gripe. El pasado 4 de marzo ingresó en la unidad de cuidados intensivos.

Según las autoridades australianas, la niña empezó a sentirse indispuesta el 25 de febrero y fue llevada al médico tres días después con fiebre, tos y vómitos, por lo que le recetaron paracetamol. La menor no salió de Calcuta y su caso no fue comunicado en el control de la aduana australiana, aunque ningún familiar o contacto cercano ha desarrollado síntomas.

El Departamento de Sanidad de Victoria en Australia informó de este caso el pasado 22 de mayo, explicando que la niña ya estaba bien y que la probabilidad de contagio entre humanos “es muy baja”. La OMS también apuntó que el virus de la gripe de origen animal se transmite normalmente entre animales, aunque también es posible que los humanos se contagien.

“Las infecciones en humanos se han producido principalmente por contacto directo con animales infectados o entornos contaminados. Dependiendo del huésped original, los virus de la gripe A pueden clasificarse como gripe aviar, gripe porcina u otros tipos de virus de la gripe animal”, afirmó la agencia mundial de salud.

Agregó que las infecciones por la gripe aviar en los humanos puede provocar enfermedades que van desde una infección leve en las vías superiores respiratorias hasta enfermedades más graves que pueden ser mortales. También se han detectado casos de conjuntivitis, síntomas gastrointestinales, encefalitis y encefalopatía en personas contagiadas.

Entre 2003 y noviembre de 2023 se han detectado 880 casos humanos de la gripe aviar (H5N1) en 23 países, con un total de 460 muertes, según datos de la OMS.