Un tribunal turco condena al líder opositor prokurdo Selahattin Demirtas a 42 años de cárcel

Un tribunal turco condena al líder opositor prokurdo Selahattin Demirtas a 42 años de cárcel

El tribunal angorense de Sincan ha condenado este jueves a 42 años de prisión a Selahattin Demirtas, el antiguo líder del prokurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP, centroizquierda), encarcelado desde 2016. En el mismo proceso judicial han sido condenados Figen Yüksekdag, otro de los antiguos líderes de la formación opositora, en su caso a 30 años y tres meses de prisión, y decenas de políticos prokurdos acusados de atentar contra la unidad del Estado turco durante los disturbios que tuvieron lugar en 2014 en el marco de las protestas contra el Gobierno de Recep Tayyip Erdogan por su inacción ante el asedio de la ciudad siria de Kobane por parte del Estado Islámico. Los disturbios en las zonas kurdas de Turquía derivaron en enfrentamientos entre defensores del movimiento izquierdista kurdosirio y simpatizantes del islamismo radical, que se saldaron con un balance de 37 muertos y un millar de heridos entre ambos bandos.

Demirtas, que se presentó como candidato a la presidencia de Turquía en 2015, lleva ocho años encarcelado, pese a que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), cuyas sentencias son vinculantes para Turquía, ha dictaminado que el proceso vulnera los derechos del político encarcelado y ha exigido su inmediata puesta en libertad. En total, el juicio enumera a 108 acusados, muchos de ellos miembros del HDP, aunque en la lista también figuran, en busca y captura, dirigentes del proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda de Turquía, así como del Partido de Unión Democrática (PYD) kurdosirio.

En total, 18 acusados están en prisión preventiva. Algunos de ellos, como la expresidenta del HDP Sebahat Tuncel o la exalcaldesa Gültan Kisanak, han sido condenados hoy, pero a la vez serán liberados, al considerarse que ya han cumplido una parte esencial de su condena. Otros han sido absueltos, mientras que decenas han recibido condenas de entre 9 y 13 años por varios delitos relacionados con las revueltas que tuvieron lugar del 6 al 8 de octubre de 2014 en 35 ciudades. Los acusados siempre han mantenido su inocencia, y, si bien han admitido que invitaron a protestar contra el asedio de Dáesh a Kobani, han negado haber incitado a la violencia, recordando que la mayoría de los muertos en las revueltas son de las filas del movimiento izquierdista kurdo.

El actual alcalde de la ciudad de Mardin, Ahmet Türk, una de las figuras más veteranas del movimiento prokurdo, ha sido condenado a 10 años de cárcel, por lo que la alcaldía de la ciudad será intervenida por el Gobierno, como ha sido habitual en las regiones kurdas en los últimos años. «Este es un juicio político. Se ha abierto porque nos opusimos a una organización terrorífica, el Estado Islámico. Esta decisión no la han tomado los jueces sino los políticos», declaró Türk a la cadena Halk TV tras anunciarse su condena. «Me preocupan no tanto las sentencias sino la paz en este país, y esto es un grave golpe al futuro democrático del país y la hermandad de los pueblos». También el diputado Sezgin Tanrikulu, del partido socialdemócrata CHP, el mayor de la oposición, ha criticado las sentencias como «políticas» e «inaceptables».

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *